certificacion-energetica

15 sep Todo sobre los certificados de eficiencia energética

20141010-zehnder-casa-pasiva-mz-salon

¿Es obligatorio obtenerlos? ¿Resultan útiles? ¿Cuándo caducan?

La certificación energética en España surgió en 2007, sin embargo no fue de obligatorio hasta el 1 de junio de 2013. El objetivo de esta certificación es valorar el grado de consumo de energía y emisiones de CO2 que genera un inmueble.

El certificado de eficiencia energética indica la calificación energética del inmueble, asignándole una letra de la A a la G, de más a menos eficiente. Además hace una previsión de gasto energético e incluye un informe con las medidas de mejora que pueden llevarse a cabo.

Su valor radica en concienciar a los posibles compradores e inquilinos de la importancia de escoger una vivienda eficiente, además de mejorar la eficiencia energética del parque inmobiliario europeo que debe ser una prioridad en beneficio del medio ambiente.

20141010-zehnder-casa-pasiva-mz-salon-patio

Qué es y cómo afecta a tu vivienda

Es Obligatorio en las ventas y alquileres de viviendas, Rocío advierte que “el certificado debe realizarse en el momento en que tengamos claro que se va a hacer la transacción, y siempre antes de anunciar el inmueble en venta o alquiler.

El certificado energético tiene una caducidad de 10 años, por lo que cualquier venta o alquiler durante ese periodo de tiempo se puede realizar con el mismo certificado, pues todavía estará vigente. No obstante, si hemos hecho una rehabilitación para mejorar la eficiencia, nos interesará volver a sacarlo antes de este plazo, pues así esta mejora se reflejará en el nuevo certificado.

Se puede dar el caso de que un propietario decida iniciar la gestión de este certificado para su propio conocimiento. En este sentido es especialmente útil porque el certificado incluye recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética del edificio o parte del mismo.

 

Qué coste tiene?

En este sentido es especialmente útil porque, además de facilitar la información del consumo energético que genera el inmueble tanto en invierno como en verano, el certificado incluye recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética del edificio o parte del mismo. El certificado energético pueden realizarlo arquitectos o ingenieros, tanto técnicos como superiores. Los honorarios que cobran estos profesionales difieren, ya que es un mercado libre. Suele variar dependiendo del tipo de inmueble, su tamaño y localización.

Actualmente en España existe una auténtica guerra de precios para gestionar la tramitación del certificado energético de viviendas. A modo orientativo, el coste por un piso es de unos 1,5 €/metro cuadrado, es decir por un apartamento de 100 metros cuadrados puede cobrarse unos 150 € y por uno de 180 metros cuadrados, unos 270 €. No obstante, para viviendas de 50 metros cuadrados al técnico no le saldría a cuenta realizar el trabajo por 75 €, por ejemplo, dado los costes de desplazamiento, la realización del documento, etc.