LUZ AMBIENTE

ambiente1

15 oct LUZ AMBIENTE

La luz de día y, especialmente, la que recibimos en un día soleado de las orientaciones sur y este, ensancha las proporciones del espacio, aviva los colores, crea escenas dinámicas que modelan los interiores.

_ambiente

Despejar el espacio, para que la luz uya sin obstáculos. Por ejemplo, replanteando la distribución de tu casa de una manera más abierta y sin tabiques de por medio. Se trata de proyectar eso que los arquitectos llamamos “zona de día”. Un gran espacio en el que cocina, comedor y estar se unen en un único ambiente para que la parte más vivida de la casa sea más confortable.

Sigue el recorrido de la luz para ubicar los muebles. El error más común es ubicar un sillón voluminoso y alto o peor aún, todo un sofá delante de las ventanas, cortando la entrada de luz que viene desde el exterior. La recomendación es ubicar los asientos más robustos contra una pared perpendicularmente a las ventanas, para dejar que la luz que entra por las aberturas.

ambiente2

Ventanas por las que entra más luz. Tamaño, forma, cantidad y distribución dependen de la ubicación de la casa, el clima del lugar, las actividades que se realicen en cada espacio, etc. Y por eso no hay reglas jas. En cualquier caso, cuanto más bóveda celeste captemos mejor será la calidad lumínica.

Galerías integradas para conseguir más espacio y luz natural. Una solución para que la galería no reste luz natural es integrarla al interior. Si se trata de un mirador, puedes incrementar el caudal de luz instalando una cubierta de vidrio.

Luz cenital de calidad desde el tejado. La luz que se capta desde una ventana de techo es superior a cualquier otra de procedencia vertical, pero claro, siempre y cuando tenga un buen tamaño y esté ubicada correctamente. Si tienes un techo a dos aguas, lo ideal sería colocar aberturas a ambos lados de la cumbrera y en grupos de al menos de dos ventanas. Otra solución que cambiará por completo la forma de vivir la buhardilla es la ventana de tejado que se convierte en balcón, como el modelo Cabrio de Velux o la variante con ventana abatible que te permite salir a la terraza.

Y cuando no hay forma de poner ningún tipo de ventana nos queda otro recurso, el tubo solar. También tienes que contar con un tejado, pero puedes conducir la luz del sol por medio de un tubo de reexión varias plantas abajo.

También lo puedes emplear con kit de ventilación.

Tragaluz articial. ¿Qué pasaría, si fuera posible instalar una ventana de techo, en cualquier habitación de la casa, en la que brillara el sol y los cielos fueran siempre azules? Según sus inventores, los cientícos de la Universidad de

Insubria en Como (Italia), lo primero que pasaría es que engañaríamos al cerebro, haciéndole creer que nuestra habitación tiene luz natural, por lo que empezaríamos a sentirnos más alegres. Aunque su mayor contribución es la posibilidad de dar una iluminación lo más parecida a la luz de día, recreando la forma en que la luz del sol incide sobre paredes, suelos y muebles.